Saltar al contenido
Esfera Musical

PLATILLOS

Platillos

Los platillos, platos, címbalos o cimbales son instrumentos de percusión de sonido indeterminado, lo que significa que las notas no tienen una altura definida. Pertenecen a la familia de los idiófonos, por lo que el sonido se produce entrechocando uno con otro o percutiéndolos con baquetas.

Se trata de dos discos cóncavos de metal, que normalmente están hechos de una aleación de bronce o latón. Si bien, los platos utilizados en las orquesta de cierto nivel, están hechos de una mezcla de cobre, plata y estaño.

Sus centros están agujereados para que, en el caso de ser entrechocados, se pueda pasar una correa de cuero o de piel que sirve de asa o abrazadera en su parte trasera; o bien, en el caso de platos suspendidos, el instrumento pueda introducirse en el soporte. Su tamaño influye directamente en la sonoridad, a mayor tamaño o grosor mayor potencia sonora.

Partes del Platillo

La sección más elevada del disco, y que rodea al agujero donde se atan las correas o se introducen los soportes, tiene el nombre de campana o cúpula. Esta parte del instrumento, de ser golpeada con una baqueta, produce sonoridades de timbre más agudos que el resto del platillo. 

El resto del disco se denomina arco y se puede dividir en dos áreas distintas: el área de recorrido y el de choque. El primero tiene una sección más gruesa y, a medida que nos acercamos al borde del disco, esta sección se vuelve más delgada hasta convertirse en el área de choque. Tiene este nombre porque es el punto por donde dos platillos entran en contacto. La parte más externa es denominada borde o llanta.

partes del platillo

Tipos de platillos

1.- Platillos de orquesta

En orquestas sinfónicas, los platillos ofrecen al compositor la posibilidad de crear efectos y sonidos que sugieren furia, desenfreno o exaltación. En este ámbito el platillo, como ya hemos comentado, acostumbra a tener correas, es decir, se toca con las dos manos. Aunque puede variar con el fabricante, suelen estar hechas de plata, estaño o cobre.

Los más comunes se denominan platillos vieneses. También existen los denominados platillos franceses, que son menos pesados y generan un sonido más claro y agudo, y por último los platillos alemanes, que son los más pesados y por lo tanto generan un sonido más grave y oscuro.

platillos con banda

2.- Platillos de batería

En la música popular, la música rock, jazz o el heavy metal, los platillos están presentes como parte de los instrumentos de percusión de la batería. Dentro de los platillos que existen en la batería pueden diferenciarse muchos tipos distintos.

  • Crash o platillo de choque

Este tipo de platillos son los más típicos en las baterías y generan sonidos fuertes y explosivos que se usan para acentuar partes particulares del patrón del tambor.

Tienen unas dimensiones que pueden ir desde los 20 a los 60 cm de diámetro, siendo los más típicos los de alrededor de 40 cm.  

Generalmente, los platillos de choque se colocan a la izquierda de una batería para diestros.

  • Ride o platillo de paseo

El platillo de paseo suele ser el platillo más grande en el típico set de batería y generalmente se coloca a la derecha. Suelen tener un diámetro de 50 cm o mayores.

Mientras que los platillos de choque se usan generalmente para acentos, los rides se usan para tocar patrones estables y para marcar el ritmo.

En este caso los rides tienen un sonido menos explosivo pero más brillante y con más sustain (su sonido tarda más en desaparecer). Es un platillo muy versátil ya que pueden obtenerse distintos sonidos dependiendo de donde se genere el golpeo; si se golpea en la campana el sonido es mucho más agudo y con menos sustain que al golpearse en el arco. 

  • Hi-Hat, Charles, Chaston o Contratiempos

Mientras que los crash y los ride son platillos que se colocan individualmente en un soporte para ser tocados con la baqueta, lo hi-hat son platillos que se colocan por parejas en un soporte con un mecanismo de pedal utilizado para golpearlos entre sí. Se utilizan para reproducir patrones constantes. Su tamaño más común es de 35 cm de diámetro.

  • Splash

Este platillo es pequeño, de entre 15 a 30 cm y se suele usar para efectos especiales de percusión o para dar acentos. Son platillos finos, con poco sustain y volumen.

  • China

Este tipo de platos son fácilmente reconocibles porque su borde está ligeramente volteado hacia arriba y la forma de su campana es más parecida a un cilindro que a una esfera. Tienen un tono explosivo, más sucio que los platillos de choque.

HISTORIA

viejo tocando platillos

Los platillos descienden de los crótalos, cuyo origen data de la Edad Antigua. Desde Oriente Medio, los crótalos llegaron al Imperio otomano, donde los turcos aumentaron su tamaño exponencialmente, hasta convertirse así en el instrumento que ha llegado a nuestros días.

La popularidad de los platillos llegó con el Romanticismo, periodo en el que se introdujeron en la orquesta sinfónica los exóticos instrumentos propios del folclore turco. Además de los platillos, llegaron los triángulos, las panderetas y otros instrumentos.